El injusto y repetido azote a las Residencias.

Llevo desde 2015 asesorando y alcanzando acuerdos de compra de empresas dedicadas a Residencias geriátricas. He tenido la suerte de asesorar en la compra a algunos de los mayores grupos nacionales, pero también he trabajado con empresarios de menor tamaño. En estos cinco años, habré pisado mas de un centenar de Residencias. La mayor parte en la Comunidad Valenciana, pero también he tenido la suerte de visitar residencias en Castilla la Mancha, Castilla León o Extremadura. En cada una de mis visitas, los empresarios del sector me mostraban orgullosos tanto sus edificios como la calidad asistencial que daban a sus residentes. Todo lo que me he encontrado han sido muestras de profesionalidad y sobretodo de voluntad de hacer las cosas bien, tanto por los empresarios como por los trabajadores de las Residencias. Poca gente habrá visitado mas residencias que yo. Poca gente habrá visto mas balances, mas nóminas y pocos habrán calculado mas el beneficio que obtienen estos centros. Y por si fuera poco, su calidad asistencias no depende solo de la voluntad de todos aquellos agentes implicados en el sector, sino también de los servicios de Inspección de las Comunidades Autónomas, que he podido comprobar que si pecan de algo es de severos, si bien es cierto que tengo la mejor opinión respecto a la integridad de los mismos.

Es por todo esto que acabo de relatar que me indigno cada vez que al poner la televisión hablan de esos beneficios desmesurados de las grandes compañías, de los bajos sueldos o de la responsabilidad de los centros en las muertes por Coronavirus. Es injusto, es muy injusto.

Es cierto que el sector de la Geriatría funciona bien en los últimos años en España. Es cierto que los grandes grupos franceses, sobre todo, han venido a invertir aquí. Pero lo están haciendo adquiriendo las empresas a razón de entre un múltiplo del 12 al 15 del EBITDA. No es ningún beneficio desproporcionado ni mucho menos. Es una rentabilidad similar a la que se obtiene en otros sectores, aunque sí es posible que aquí la inversión sea mas segura ya que la Asistencia Social de la tercera edad es una necesidad de nuestra sociedad y lo va a seguir siendo, le pese a quien le pese.

¿Porque cuando las televisiones (y algún político) hablan de las responsabilidades de las residencias no detallan cuales son? ¿Que directrices les envió el Ministerio o la Consellería que no hayan seguido? ¿Cuantos tests les han hecho llegar para evitar contagios entre la población de mayor riesgo que son los mayores? Yo les respondo con una sola palabra a estas cuestiones: Ninguno. Las Residencias, sus directores y el resto de empleados han tenido que pelear contra esta situación solos. Sin la administración y a veces contra la administración. Es injusto e incluso ruin cargarles con la culpa.

Por todo esto, a mis amigos, a mis clientes y a todos aquellos que están en el sector: Muchísima fuerza para seguir combatiendo esta pandemia. Levantad la cabeza, la podéis llevar mucho mas alta que aquellos que os critican.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*